Sunday, 27 July 2008

Juan Carlos

Mi amigo Juan Carlos, cuando ambos teníamos 11 y 12 años, compartíamos muchos temas de interés común. Nos pasabamos horas filosofando, divagando sobre los temas más variopintos. Pienso luego existo, sólo se que no se nada..., eran algunos temas sobre los que, con esa edad nos divertiamos hablando sin parar. La Biblioteca que teníamos en mi casa, con las obras de Santo Tomás o San Anselmo, entremezclada con La Náusea de Sartre o libros así.
La fascinación por los libros era tan grande que nos metíamos en tiendas con libros antiguos para rebuscar temas insólitos.
Con el tiempo nos perdimos la pista, luego, 20 años después, supe que había puesto una librería con libros de temas similares a los que nos interesaban.
Supe de su muerte un año después de que ocurriera. Deseé que se me apareciera cual fantasma. Sentí que no había podido despedirme de él. Era mi unicornio azul, un recuerdo entrañable de mi infancia y adolescencia. Hoy te he querido recordar...




No comments:

Post a Comment

Gracias por sus críticas y sugerencias.