Sunday, 24 August 2008

La Nación (I)

Nación, etimológicamente viene de "natio" (latín) de la raíz "nasci", nacer o lugar de origen.
Si para la mayoría de los seres humanos el nacimiento o el lugar de nacimiento es el vientre de sus respectivas madres, para el ciudadano de a pie, el lugar de nacimiento se extrapola, normalmente más allá del hospital, casa, clínica o pueblo donde se produjo el evento y aceptamos el significado de nación como prolongación de nuestro vínculo social con el entorno real en el que nos desenvolvemos.
Nación y Estado no son lo mismo. Algunas investigaciones politológicas que se centran en el estudio del origen del Estado suelen ver en los estados africanos estadios primitivos del Estado Moderno. En las Naciones Unidas los estados africanos se consideran como tales aquellos que pueden garantizar una dirección postal, es decir, que reciben el correo y responden por el nombre del destinatario. Las naciones en África pueden no corresponderse con el Estado tal y como lo concevimos nosotros (al estilo europeo).
Nación nos identifica en el entorno social. No todo el mundo tiene hoy en día, suficientemente claro cual es el alcance geográfico de su vínculo social. A medida que se expanden modelos de vida que mercantilizan las costumbres ancestrales, que transforman en folklore el alma popular, que convierten en bisutería los iconos, sortilegios y hasta las creencias supersticiosas. A medida que lo nuevo es el derroche y el consumo y lo viejo todo lo demás, se desdibujan las fronteras que somos capaces de reconocer de manera directa y clara, las que podemos distinguir mediante el vínculo personal con los demás. Pero eso no quiere decir que desaparezcan. Si vamos a Francia, salvo que estés muy atento pasas por la frontera sin distinguir grandes cambios en el paisaje, sólo cuando hablas con alguien, cuando te encuentras con un letrero, cuando ves los uniformes de los guardias, te das cuenta de que has cambiado de nación. Todos esos signos lo son del Estado, no exactamente de la nación. La nación cultural y sobre todo la atribución de un poder político a una unidad cultural es una herencia de la revolución burguesa. Hasta tal punto es así que se habla una lengua oficial en un Estado aunque haya gente, dentro del mismo, que no hable esa lengua oficial (Quebec, en Canadá, por ejemplo).

Del mismo modo, el Estado se ha impuesto independientemente de que se compartiera elementos de identidad cultural, como el idioma, creándose estructuras de poder aunque se hablara la misma lengua (los Estados Iberoamericanos, por ejemplo).

Así pues, podríamos decir que el Estado es un concepto distinto al de nación y que nación es un vínculo extensible de nuestras relaciones sociales.
En la sociedad capitalista, el trabajo es la esencia de las mercancías y por ello, la propiedad privada garantiza que unos puedan apoderarse de ella formando el capital. Para la sociedad burguesa, la clase que se apodera de la fuerza del trabajo acumulado, lo aparente de la nación son el idioma (ya hemos visto lo voluble que este elemento supone), las costumbres, el folklore, los acentos. Lo esencial, el Estado, el poder, la autoridad.
No obstante, en el momento actual, donde el capital es principalmente multinacional e internacional (global dicen algunos), donde la burguesía quiere disfrutar de los réditos obtenidos en sus inversiones globales, la nación se nos presenta como algo perfectamente disoluble -hay que cambiar las costumbres-, -hay que consumir compulsivamente-, -lo moderno es encontrarte un Mc'Donald en cualquier parte del mundo-. La Nación no es lo auténtico, a menos que forme parte de un museo etnológico o antropológico. Para la burguesía, la autoridad, el Estado, que es su verdadera interpretación de la nación, debe doblegarse flexiblemente a este aire disoluto de las costumbres, debe aceptar que la autoridad es una cuestión relativa pues, en definitiva, la marca la moda, las tendencias y eso, como ya sabemos, es cuestión de poder económico.



5 comments:

  1. La verdad es que a veces el hombre olvida la diferencia entre Nación y Estado; olvida la importancia de su origen y cultura.
    Sinceramente,el video es fantástico y te hace reflexionar sobre lo que se está perdiendo la sociedad con tanto consumismo y tecnología.Gracias por recordárnoslo!!

    ReplyDelete
  2. This comment has been removed by a blog administrator.

    ReplyDelete
  3. hi everybody


    great forum lots of lovely people just what i need


    hopefully this is just what im looking for looks like i have a lot to read.

    ReplyDelete
  4. the Web site of Learn More about the
    Relevante links:

    ReplyDelete
  5. Amazing! Its genuinely awesome piece of writing, I have got much clear
    idea regarding from this article.
    My web site: Basketball info

    ReplyDelete

Gracias por sus críticas y sugerencias.