Saturday, 22 August 2009

Oda a los amores frustrados...

Si alguna vez te ataste a una cometa de 5 por 5 metros y dejaste que tu larga y serpenteante cola postiza ondeara en el viento a cientos de metros del suelo.
Si después de que quien tenía el control de las cuerdas que te sujetaban al suelo olvidó recoger la cometa una vez que se estrelló entre los árboles; y las ramas, como bofetadas te espabilaban recordándote que tenías suerte de estar vivo.
Si, con el tiempo, te lanzaste en parapente o en ala delta demostrando tus habilidades para volar, para levitar entre las corrientes cálidas de la playa.
Si pese a dominar la avioneta, el paracaidas y el planeador; llegas a la arena y descubres que todos quieren acercarse a ti, todos menos quien tú quisieras que estuviera allí para reconocer que todo el espectáculo lo has creado para él.
Date cuenta y comprende, de una vez, que lo tuyo no es volar; despierta y recuerda que sigues vivo...


No comments:

Post a Comment

Gracias por sus críticas y sugerencias.