Friday, 25 November 2011

La lógica del capitalismo según Weber II




Paso a exponer reflexiones sobre Weber realizadas en un intercambio de ideas.

Silvina: 
Con respecto al método de Weber creo que lo que quiere decir Varenne es si bien Weber admite que el sentido de la historia occidental fue el de una racionalización creciente sobre todo a través del desarrollo de las "Instituciones sociales", o burocratización de las sociedades occidentales, en donde el control burocrático se erige como proyección de una autoridad delegada, que es poder simbólico, también cuestiona esta racionalización constatando que el individuo occidental ya no comprende los motivos racionales que originan estas instituciones sociales. 

Interpreto que el que los agentes sociales contemporáneos no entiendan con claridad el funcionamiento de las instituciones sociales, no va en detrimento de una racionalización o burocratización de las mismas. Es una paradoja intrínseca de los procesos sociales. 


Julio:
Estoy de acuerdo con tu explicación.
Permíteme reflexionar sobre ello desde otro ángulo.

Varios siglos antes de Cristo, en la antigua China, se utilizaba el reloj mecánico. Tal artefacto tenía una función muy precisa en el orden social de la época. Le servía a los sabios del emperador, para calcular el momento en que el monarca debía yacer con sus concubinas para engendrar al futuro emperador, el hijo del cielo. Desgraciadamente ambos fenómenos, el engendrar y las combinaciones matemáticas que el calculador artefacto podía anticipar, no estaban relacionados, con lo que se olvidó y se destruyó dicho invento. Siglos después, en el siglo XVII o XVIII creo recordar, emisarios occidentales regalaron al emperador de China un precioso y enjoyado reloj, provocando la admiración y la expectación de toda la corte y sus asesores.

¿Qué había ocurrido?. El invento ya había existido pero las condiciones sociales de su existencia eran diferentes. Lo que determinó su necesidad no radicaba en su sabiduría tecnológica sino en su utilidad y ésta, la utilidad, no venía determinada por la finalidad de su constructor sino por la utilidad social y quienes los que la definían. Es decir, por el modo de las relaciones sociales de cada época.

Volviendo a la explicación de Varenne, la racionalidad que la burocracia introduce, por la inclusión de procedimientos de operatividad, automatismos, etc.., , no obedece a una paradoja. Que nos llevaría a aceptar como que lo que es racional en un tiempo, en virtud del tiempo, del pasar el tiempo, deja de conservar la lógica que lo engendró. Yo creo que la explicación no puede ser simplemente una paradoja. 

Más bien sostengo que las relaciones sociales que convierten en relevante el uso de procedimientos basados en los automatismos que predominan en la sociedad industrial, son la clave que nos permite entender el por qué la sociedad actual ha pasado de una valoración de la racionalidad institucional a otra. No es, por tanto, que no seamos capaces de prever nuestro destino, sino que la utilidad de la racionalidad procedimental que atribuye Weber como tendencia de las sociedades modernas, no es la utilidad principal.

Más bien, constituye una utilidad transitoria y dependiente de otra variable de mayor poder explicativo. Los modos de relación social que se corresponden con los modos de producción. O dicho de otro modo, que el que nos parezca útil en un tiempo, disponer de organizaciones capaces de facilitar a sus dirigentes información fiable y veraz de la realidad, ejemplo que usa Weber para describir sus observaciones, responde a la necesidad de un modelo de gestión de la sociedad basado en la salvaguarda de los principios que mantienen el orden social. Que una vez cambiado el orden social. Por ejemplo, la desregulación de la economía o la relajación de la planificación estatal, que caracteriza a las políticas neoliberales seguidas desde los 80, han generado otra concepción de la utilidad de dichos modos de gestión. El empoderamiento del capital financiero ha dado lugar a una inutilidad de la burocracia. De modo que podríamos decir que la nueva correlación de fuerzas que forman las complejas relaciones sociales ha determinado una nueva utilidad a los procedimientos racionalizadores que se emplean en la cosa pública.


Y vuelvo a insistir que lo que afirmas de Varenne es correcto, así es como él lo enfoca. Pero yo pienso que tiene más miga de la que parece.
Un saludo.
Julio

No comments:

Post a Comment

Gracias por sus críticas y sugerencias.