Tuesday, 24 July 2012

PAÍS SUMERGENTE



Para hacer de España un país emergente, antes debe ser un país sumergente. Todo indica que esa es la dirección que toman las cosas. La paranoia que vivimos mantiene en la incredulidad a los que ven con desagrado la política del gobierno. Pero quienes les han votado tienen otro tipo de incredulidad. Es la incredulidad en la realidad, incredulidad animada por la esperanza, la fe. Nunca se ha visto labor espiritual de mayor arraigo.
Haciendo una visita a unos amigos militares me explicaron que la conquista de Córdoba podría explicarse perfectamente como una apuesta de.... "¡a que no hay huevos...!. Haciendo un repaso al comportamiento de  muchos de los soldados que lucharon al lado de Hitler en la II guerra mundial, se podría decir de los españoles que tenían ese punto loco de lanzarse entre los francotiradores,  motivados por alguna apuesta de ¡... a que no hay huevos...!. Rememorando la frase lapidaria del otrora Presidente de las Cortes españolas. ¡Manda huevos!. Parece que ejercer la política con tales apéndices debe ser una característica  de la idiosincrasia española. Quizá la prima del riesgo (no prima de riesgo) sea echarle huevos. Y como consecuencia tenemos al que manda los huevos (Rajoy, para que se me entienda), desafiando al Banco Central Europeo con llevar el Euro a la ruina si no se le compra la deuda.
Desde el otro lado del continente. Los alemanes miran a España esperando ver entre las mentes de sus dirigentes un atisbo de racionalidad o ilustración, observando como le mandan huevos nuestros dirigentes.
Pobres alemanes, piensan que aquí se dirige con la sabiduría de los doctos universitarios. Preguntarán, a estas alturas, pero qué clase de escuela tienen que mientras les pedimos que paguen su propia deuda ellos van y nos mandan huevos. Pensarán que dado que nuestra deuda ha sido generada en nuestro país, España se debatirá entra la Revolución o la barbarie. Sus ilustradas mentes creen que aquí saldremos a defender un bienestar que nunca ha sido más cálido que la caridad de Cáritas. Teniendo más confianza en esta última institución que en los partidos políticos. Sus ilustradas mentes creen que nuestras honorables instituciones proporcionan la cordura del Estado guiado por un fin racionalista y librepensador.
Qué triste debe ser para un alemán ver como, estando a la espera de un apretón de impuestos, de la reducción de puestos de fortunas españolas en el ranking de las fortunas más grandes del mundo, ocurre lo contrario. No sólo no pagan más impuestos sino que se hacen cada vez más ricos. 
Los alemanes creen que hay una unidad nacional, unidad entre clases para lograr reducir los déficits y aquí les contestamos que para eso tenemos huevos. Que pa' pobres nosotros y con dos cojones. 
En definitiva, no hay duda que seremos el país emergente que produzca las tasas de ganancia más sustanciosas en los próximos años, aunque eso signifique ser más pobres. Pero que no se preocupe nadie. Ser pobre no es ninguna indignidad. Cristo era pobre y ahora es el rey del otro mundo. Y el botones que empezó en el banco llevando recados es ahora el Jefe del Banco. 
Y así, entre suaves acordes seguimos teniendo fe en nuestros propias e increíbles parodias de la realidad.
Y es que para ser un país emergente antes debemos ser sumergente.  Hundirnos en el fango de nuestras propias credulidades y confianzas. Denfender lo indefendible. Alegrarnos con la muerte del toro. Vitorear al Caudillo. Ponerse el capuchón el día del Corpus y darse latigazos. Que pa' eso somos un país de costumbres arraigadas. La tradición lo es todo. ¡Viva la tradición! ¡Muera la razón! 

1 comment:

  1. Hehe I see that you are doing good buddy, lot’s of good articles. It would be good for you if you could invest in some ads you know, your Google rankings would be better probably. If your budget is tight, try to find other blog owners in similar niches and exchange links. Your blog looks like something that can do it big, it would be a shame if the people don’t see it ;) Have a nice day

    ReplyDelete

Gracias por sus críticas y sugerencias.